I.A., estrategía, scrum, kanban & Beware of the Horde

Beware of the Horde acaba de salir a la Apple Store  y ya es todo un éxito y fenómeno entre los fans de los juegos de estrategia para Ipad y tablets Android, y para nuevos jugadores que están descubriendo una apasionante, divertida y dinámica manera de enfrentarse al reto de derrotar al enemigo mediante una vital e intensa dosis de planificación, velocidad mental, creatividad y estrategia, porque la victoria en este caso, es solo para quién se va a emplear a fondo.

Justo antes de comenzar el desarrollo del jueg, en 2013 el equipo de programación y desarrollo del estudio de videojuegos español, CrazyBitsStudios, asistió al curso de gestión ágil de proyectos con Scrum y Kanban de ITC con la intención de incorporar a su marco de trabajo las ventajas del manifiesto ágil, y la practicidad de Kanban, y así mejorar en diversas fases de la producción, basándose en la experiencia de los 4 anteriores juegos y otras tantas aplicaciones para terceros, producidos con anterioridad.

Aunque en el equipo de ITC hemos seguido muy de cerca el desarrollo de éste proyecto, es apasionante hacer un repaso extendido del último año hasta hoy, para comprender la complejidad que encierra un proyecto tan ambicioso de programación, inteligencia artificial, jugabilidad y entretenimiento como éste, “comprimido” en una app, pero que tanto trabajo lleva detrás. 

Nos alegramos mucho de que Scrum y Kanban hayan ayudado a este joven pero experimentado estudio ha llegar antes al mercado con su juego, y ya les deseamos lo mejor para los próximos proyectos que manejan.

Anuncios

Jugar a rugby en la oficina: Scrum, metodología ágil de proyectos (II)

Pablo Castillo Rodríguez. Instituto Tecnológico del Cantábrico.

Scrum, es una metodología ágil de gestión de proyectos, y por ello habíamos definido en el anterior post que buscaba dotar de agilidad y flexibilidad dicha gestión. Esta orientación hacia la “livianidad” en el desarrollo de proyectos, no es sinónimo de menos esfuerzo de trabajo, al contrario; sin embargo simplifica bastante el desarrollo, basándose sobre todo en el concepto de adaptarse continuamente a los requerimientos que se van produciendo en la evolución de un proyecto, en lugar de trabajar siguiendo un plan de carácter predictivo.

Iteraciones (llamadas Sprint en Scrum) y sistema incremental son la base del funcionamiento de la “maquina” scrum. Una vez que hemos definido la visión general del producto, así como detallado y señalado las funcionalidades que mayor prioridad tienen para nuestro negocio, atendemos a las primeras, planificando los sprint de trabajo para cada parte, fijando su fin en la entrega de cada una.

Todos los días, el equipo de trabajo realiza un seguimiento de los sprint mediante breves reunines, comprobando qué se ha hecho en la jornada anterior, y lo previsto para la siguiente; y cuando se realice una entrega, el equipo revisará el sprint correspondiente, con la ventaja que conlleva el poder detectar desviaciones y variaciones del proyecto y el producto, para un periodo corto de tiempo (como máximo la duración de un sprint).

 Planificación del sprint – sprint—seguimiento del sprint-sprint- seguimiento del sprint (…) – Revisión del Sprint – Incremento (resultado de cada sprint)

Parece una forma productiva y verdaderamente ágil de trabajar ¿verdad? Y eso que no hemos hablado ni de los elementos, ni de los roles, ni de las reuniones… los ingredientes especiales de Scrum, que le están dando el éxito que se ha ganado.

Continuaremos avanzando sobre ello, y además seguro que añadimos algún recurso importante de los que se van a ver durante el curso de scrum de la próxima semana.

Ah! Y no dejéis de enviarnos vuestras preguntas y comentarios por e-mail, que son muchas y muy buenas, pero también nos gustaría que uséis los comentarios, para que otros lectores puedan verlos, comentarlos y participar 🙂

Jugar a rugby en la oficina: Scrum, metodología ágil de proyectos

Pablo Castillo Rodríguez. Instituto Tecnológico del Cantábrico.

 “¿Qué es Scrum?”.

Los antecedentes de Scrum

En 1986 se establecen en Japón y EE.UU., las bases de Scrum (en castellano, melé: formación de rugby en la que un equipo actúa como un solo hombre pasando el balón de uno a otro para llegar  al otro lado del campo) aplicadas a la industria automovilística (Honda), ordenadores e impresoras (HP y otros fabricantes), cámaras de fotos (Canon) y fotocopiadoras (Xerox), con el objetivo de desarrollar equipos altamente productivos que fueran capaces de lanzar productos al mercado, en mucho menos tiempo que se tardó en lanzar productos con anterioridad.

Durante los años ’90 se desarrolla ésta metodología ágil a través de experiencias dirigidas a mejores prácticas en la industria, formalizándose el proceso en 1995. A partir de esa fecha, tanto en empresas pequeñas, como en multinacionales como Nokia, IBM, SAP, Bank of America, Philips Médical, Boeing, 3M, Ferrari o Electronic Arts, comienzan a aplicar la metodología ágil de proyectos scrum en el desarrollo de productos.

El envoltorio de Scrum

Scrum es una metodología basada en el desarrollo ágil de proyectos y orientada a los actuales mercados altamente competitivos, en los que se exige rapidez, calidad y reducción de costes, para lo que es necesario agilidad y flexibilidad, así como acortar lo máximo posible los ciclos de desarrollo, que por otro lado acostumbran a ser largos.

Scrum no es necesariamente la mejor metodología ni la única, pero si es cierto que está destacando por su éxito, gracias a su fácil implantación, su ágil respuesta a los cambios, y el valor añadido que genera en comparación a otras metodologías. Además es muy “visible” de cara al cliente, puesto que aboga por comenzar a trabajar desde el primer momento y tener resultados visibles lo antes posible, lo que permite mostrar al cliente los avances que se producen (qué y cómo se está haciendo), y aumentar así su seguridad, compromiso y satisfacción.

Empieza a sonar bien ¿verdad? Explicar qué es Scrum y cómo funciona, nos va a llevar algunos párrafos más. Pero con este primer post  ya nos estamos familiarizando con su filosofía  de trabajo por equipos de alta productividad, orientación al mercado, agilidad de reacción y respuesta, rapidez, y transparencia hacia el cliente.

Post relacionados:

A %d blogueros les gusta esto: