Despertar, motivar y activar al alumno para alcanzar nuevas metas formativas.

formacion-activa-proyectos-alumnos-itc

Pablo Castillo. Linkedin Profile

Dormirse, desconectar, no razonar, perderse… son acciones muy comunes de los alumnos durante la formación, tanto en la escolar, como la profesional, fruto de una metodología educativa poco o nada adaptada al modo de funcionar de nuestro cerebro.

El tradicional sistema empleado aun de “mostrar el profesor, aceptar el alumno, y continuar” choca deliberadamente con la necesidad que tenemos de desarrollarnos continuamente, dado que la ausencia de interacción, aun cuando se pueda levantar la mano y preguntar, penaliza la motivación y empobrece nuestra capacidad de aprendizaje.

Los métodos de formación “Show and Go”, en que el formador demuestra un proceso y pasa al siguiente sin permitir que los alumnos practiquen o lo hagan de manera mecánica, consiguen que el alumno se instale en una actitud completamente pasiva, y que el grupo pierda la oportunidad de generar debate, construir nuevas ideas, y afrontar nuevos retos formativos.

Despertar, motivarse y activarse para aprender.

Los mejores formadores de las más importantes organizaciones formativas, son expertos motivadores, además de profundos conocedores teórico-prácticos de una materia y su aplicación. Acogen a los alumnos como aprendices, y les motivan bajo la premisa de que como alumnos deban alcanzar el nivel en en el que superen al maestro. Se trata de enseñar a hacer, pensar y decidir, esperando además de los alumnos, que aún estando en fases incipientes de la formación,  sean capaces de rebatir a sus profesores, aportar ideas y soluciones de manera individual,  así como de  construir nuevos conceptos en grupo.

Estos formadores de élite, son expertos que involucran a los alumnos durante los cursos, talleres, jornadas, etc., como verdaderos activadores del ansia formativa, llevando al alumno a automotivarse para estar totalmente despierto durante la formación, ser proactivo en cada momento, ya sea teórico o práctico, y además que razonen, reflexionen, y aporten contenido propio, al mismo tiempo que avanza la formación. Y esto se logra convenciendo al alumno desde la presentación, de que la parte más importante de lograr nuevos conocimientos y habilidades, es su participación como alumnos, y que el aprendizaje activo mediante prácticas, dinámicas y juegos, les va a llevar a lograr las metas fijadas, e incluso superarlas, lo cual es la esencia de la verdadera formación productiva.

Reflexionando recientemente con Jaime Álvarez, miembro del equipo del ITC, y uno de los profesores más destacados en España, en aprendizaje, aplicación y productividad mediante herramientas tecnológicas en Ingeniería y Arquitectura, me hacía especial énfasis en la capital importancia de convencer al alumno, antes de empezar una formación, de que en el aula todos van a formar un equipo, y como tal van a alcanzar un o varios  logros importantes, y que para llegar a ese éxito, se van a evitar las disertaciones aburridas, y aprovechar ese espacio para que todos los alumnos participen.  “Ésto es vital, porque si alguno de los alumnos está acostumbrado a pasar las horas en el aula sin más… necesita saber que acaba de entrar en “otro mundo” formativo, mucho más sofisticado, y que le va a preparar de una manera que nunca antes había logrado”.

“Además, es fantástico ver como los otros alumnos, que ya han trabajado con nuestro sistema activo de clases, refuerzan este mensaje y ánimo, hablando de anteriores logros y su éxito de aplicación en el puesto de trabajo. Se crea un clima de actividad total, incluso en las horas más difíciles posteriores a una jornada intensa de trabajo. Se transforman los que aun eran alumnos pasivos, en activos, y esto, en la gran mayoría de ocasiones, sin ni si quiera haber comenzado aun la formación en sí.” Me cuenta Jaime con entusiasmo después de una clase de Autodesk Inventor Avanzada para jefes de proyecto de una importante ingeniería.

Profesores como Jaime, fomentan la participación y aprendizaje activo, mostrando el lado práctico y productivo de cada concepto y herramienta, y motivando al alumno a que prueben las nuevas habilidades adquiridas por sí mismos. El aula es un laboratorio en el que pueden experimentar seguros, contando además con la inestimable ayuda del profesor para encontrar soluciones a cada nuevo reto.

 “En cada curso, como profesor, aprendo tanto o más que cada alumno. Son grandes profesionales, que logro se sigan sintiendo profesionales durante el curso, y eso lleva a que con cada intervención de un alumno, o un grupo de trabajo, todos aprendamos una nueva manera de enfocar un problema técnico y resolverlo con eficacia y eficiencia”.

En el ITC sabemos que cuanto más se involucra a los participantes a lo largo de un curso,  más van a recordar  y poder aplicar de nuevo en el puesto de trabajo. Practicar, debatir, trabajar en grupo, buscar soluciones nuevas y jugar (sí jugar, un proceso formativo muy potente del que hablaré en un nuevo artículo), son las herramientas de la formación de éxito actual y hay que aprovecharlas y exprimirlas.

El caso CRASH TOYOTA: un accidente de la pérdida de calidad

Pablo Castillo.  Toyota, el milagro japonés  tantas veces estudiado y citado por los sistemas de eficiencia de producción y costes (JIT-KAIZEN), depuración de errores (CALIDAD TOTAL), y el desarrollo formativo intenso y continuo del capital humano, pasó por uno de sus peores momentos en 2010 cuando la compañía tuvo que llamar a revisión millones de vehículos vendidos en Europa, Asía y América por una grave deficiencia en el sistema de frenado con miles de accidentes.

En el siguiente video se recoge un extracto de la comparecencia del Presidente de Toyota, Akio Toyoda, ante el congreso de los Estados Unidos en el que tuvo que declarar:

http://www.youtube.com/watch?v=8aM8N2qz-dY

Tras ver y comentar las diversas comparecencias y entrevistas a las que hizo frente Akio, hay una clara definición del problema que simplifico de la siguiente manera:

“Quiero ser el mayor fabricante de vehículos del mundo: Descuido (reduzco) la calidad para incrementar la cantidad”

Y  hay dos frases de Akio Toyada durante sus declaraciones que vertebran esta explicación :

“La regla básica del Sistema de Producción de Toyota es sólo producir los coches para los que hay demanda, y nosotros hemos roto esta norma”

“Nuestra compañía ha crecido muy rápido en los últimos años, y desatendimos la formación del personal que era la que aseguraba la calidad y seguridad por ende de los productos”.

Seguramente pronto, si no ya, se hable del caso “Crash Toyota” para alertar e instruir sobre los enormes riesgos que entraña no seguir (o desatender)un sistema de planificación, control y gestión de la producción de bienes y servicios, y no invertir lo suficiente para maximizar la utilidad de la formación como garante de la calidad, y como pienso expondría el propio Toyada, “La receta ya la tenemos, ahora volvamos a aplicarla y actuemos de inmediato”

Cursos completos de Harvard o el MIT gratuitos y desde el ordenador

¿Te imaginas poder acceder a clases y cursos completos impartidos en Harvard, Standford, el MIT…sin ningún coste ni ninguna restricción, ni siquiera de tiempo para asistir?

Pues ya es una realidad gracias al proyecto en la red Academic Earth

Esta web recoge videos de cursos completos con todas sus clases de área de conocimiento como  Ingeniería, Economía, Historia, Medicina, etc, y así hasta un total de 32  disciplinas y sus materias.

Sin duda se trata de una herramienta muy interesante para la formación y el interés que tengamos de poder acceder a estas parcelas de la educación más inaccesibles, por lo que os animamos a aprovecharla.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: