Internacionalización de empresas, Gestión de Proyectos PMI e ISO 21500

Internacionalización de proyectos, Project Management, PMI, PMP e ISO 21500

Con el mercado nacional hundido, sino en el mejor de los casos estancado, el logro de contratos en el ámbito internacional ha resultado la tabla de salvación de muchas organizaciones, que además ahora diseñan su futuro estratégico a medio y largo plazo en el exterior.

Competir por contratos y participar en proyectos internacionales exige mejorar y optimizar procesos, proyectos, recursos, conocimientos, tecnologías y capacidades, lo que supone un ambicioso y complejo proyecto de cambio para las organizaciones, pero necesario, y que siguiendo los pasos adecuados es posible abordarlo de manera ordenada y efectiva.

La Gestión de Proyectos, con más de 120 años de experiencia ha crecido y evolucionado en contextos de crisis global ayudando a las organizaciones a adaptarse a los constantes cambios de los mercados nacionales e internacionales, con especial atención a la exportación de bienes y servicios. Tejidos empresariales como el de EE.UU., Reino Unido, Alemania, Suecia, Japón,… han liderado la conquista de los mercados internacionales, haciéndose habitual que tanto multinacionales como pequeñas empresas hayan competido en los últimos 50 años por conseguir contratos en cualquier lugar del mundo en el que hubiera una oferta, un escenario que desde 2009 se ha transformado.

Con mayor o menor rapidez, muchas empresas españolas interpretaron la paralización de la demanda nacional como la última llamada para la internacionalización antes de tener que dejar de existir, y en esta reacción a tiempo, la Gestión de Proyectos PMI y la ISO 21500 de Gestión de Proyectos está siendo y va a ser fundamental para alcanzar competitividad internacional.

La figura del Project Manager Professional

La falta de tradición en España en Project Managment se está supliendo en numerosos casos de éxito con una altísima intensidad de formación e implantación en Gestión de Proyectos. La inversión de las empresas españolas en cualificar a sus profesionales en metodología y herramientas Project Management e implantarlas en la organización, está produciendo frutos competitivos notables en los que la figura emergente del Jefe de Proyectos o Project Manager PMP es clave.

Los Jefes de Proyectos como profesionales expertos en Project Management que dominan la metodología y su aplicación práctica, están liderando y gestionando el cambio de las organizaciones y sus profesionales hacia la mayor competitividad y alcance internacional que debe proveer la Gestión de Proyectos PMI.

“al principio la gestión de proyectos PMI me resultó un choque respecto a mi experiencia de gestión a la “latina”, pero según avanzaba en conocimiento y práctica, fui viendo las ventajas, y ahora mismo, hablar el mismo lenguaje y trabajar de la misma manera que nuestros socios y clientes, es la razón por la que estamos logrando contratos fuera de España, y por la que estamos alcanzando nuestros objetivos.”

J.L.A, Director de Operaciones, PMP, de empresa de fabricación de bienes de equipo de Asturias, España.

Analistas y empresas coinciden en que la recuperación y el crecimiento de las empresas españolas pasa por mejorar en su competitividad internacional y lograr colocar sus productos y servicios allá dónde esté la demanda. Y para ello es imprescindible llevar a cabo cambios ordenados y efectivos que posibiliten competir de igual a igual con organizaciones de otros países, cuestión en la que imagen, tradición y tópicos deben combatirse.

Demostrar la capacidad de gestión internacional

Los prejuicios y pensamientos pre-concebidos son inherentes a la condición humana, y las decisiones en las empresas las siguen tomando personas, por eso la imagen de liderazgo y éxito de las compañías de los países con mayor tradición de internacionalización y éxito como EE.UU., o Alemania, son un enorme handicap y barrera de entrada a los mercados frente a otras nacionalidades como la Española.

¿Cómo puede una empresa española con poca tradición exportadora, y ubicada en un tejido empresarial con menor tradición internacional, puede mejorar la percepción y por tanto confianza de los oferentes de contratos?

Utilizar las metodologías y herramientas con mayor implantación internacional, y demostrar (certificar) que se utilizan efectivamente y se dominan, es una de las maneras más efectivas para convencer de que nuestra capacidad para desarrollar con éxito el proyecto es la misma que la de otras organizaciones.

En este caso, la certificación PMP – PMI (Project Management Professional – Project Management Institute) y la recientemente publicada en 2013 ISO 21500 de Gestión de Proyectos, son el referente contractural, comercial y operacional, y por tanto la mejor respuesta ante las dudas que puedan tener los decisores sobre nuestras ofertas.

El equipo de consultoría en Gestión de Proyectos de ITC siempre está abierto para vuestras preguntas, y para ayudaros a conocer más a fondo la metodología y herramientas para vuestra profesión y vuestras organizaciones.

La ISO 21500: dos grandes ventajas para nuestra organizacion

curso-iso-21500-gestion-proyectosDesde la aprobación de la ISO 21500 de dirección y gestión de proyectos en Septiembrede 2012, numerosas empresas y project managers se han ido interesando en el conocimiento, aplicación y certificación, y ya está incorporada al catálogo español como norma internacional de AENOR desde marzo de 2013.

Aquellos PMP ‘s, CAMP ‘S, PMgP’s, jefes de proyecto, etc, que ya  están íntimamente familiarizados con el PMBOK del PMI, al analizar la ISO 21500 encuentran enormes similitudes entre PMBOK e ISO21500, y esto es así porque además de tratarse de una norme sobre gestión de proyectos de ámbito internacional, es un estándar con correspondencia directa con la guía de los fundamentos de la dirección de proyectos del PMI (PMBOK). 

Si la certificación PMP y CAPM sobre el PMBOK es sólo para personas, la ISO 21500 es para certificar organizaciones, aunque se ha dejado la puerta abierta a que también se puedan certificar personas en ISO 21500.

¿Cómo puede ayudar la ISO21500 a la dirección integrada de proyectos de nuestras organizaciones?

1. Implantación internacionalizada y estandarizada de Project Management

Si la creciente incorporación y formación de profesionales PMP en las organizaciones, está trayendo grandes beneficios a éstas, en cuanto a dar un salto de calidad y capacidad en la gestión de proyectos, la norma ISO21500 está llamada a hacer partícipe a toda la organización de una dirección y gestión óptima. El compromiso debe ser global y estratégico para que toda la organización se optimice, y adoptar la norma, es una excelente manera de llevar a cabo estos cambios, y además con conexión internacional.

2. Identidad universal de la capacidad de las organizaciones:

Las organizaciones de múltiples países, entre los que se encuentra España, ven lastrada su capacidad comercial, por los bajos índices de confianza que se tiene en su capacidad de gestión de proyectos, en comparación a las empresas de países con una larga y sólida tradicción Project Management como pueden ser EE.UU., Reino Unido, países del norte y centro europa… Con la adopción de un estandar internacional, se igualan las organizaciones de distintas procedendias, por que de manera objetiva se puede valorar su conocimiento, organización, y capacidad en Project Management.

Es realmente una oportunidad de mejorar la competitividad de la empresa y las personas, máxime cuando en los próximos años, todos los modelos de gestión estará referenciados a esta norma internacional.

3. Oportunidad para gestionar el cambio.

Actualmente hay muchas organizaciones que si bien aseguran que son competentes en Project Management por cuestiones de adquirir ventajas competitivas lógicas, la realidad de la gestión es bien distinta, y por desgracia, no solo pierden la oportunidad de gestionar con mucho mayor éxito sus proyectos, sino que además desdicen con fracasos ante clientes, socios, etc., su propia palabra. Por ello, implantar la ISO21500 es una excelente oportunidad para establecer esos nuevos procesos, que revisen y refuercen la cultura y organización de la empresa, para llegar a la verdadera Gestión de Proyectos.

Que duda cabe que la ISO21500 trae muchas más ventajas que iremos viendo acorde profesionales y empresas se vayan adaptando a ella. Estando en los comienzos de su implantación mundial, los tiempos se acortan mucho respecto a pasados hitos de la gestión de proyectos, fruto del creciendo grado de competitividad, por lo que pronto veremos los primeros resultados.

Quienes estén interesados en conocer más a fondo la norma, comprenderla, interiorizarla, y prepararse para llevarla a su organización, pueden hacerlo participando en el próximo curso de ISO21500 que organizamos en el Instituto Tecnológico del Cantábrico, y que será impartido por uno de los miembros colaboradores y desarrolladores de la norma, además de ser PMP, y reconocido experto internacional en Project Management.

Podéis acceder a más información sobre el curso de ISO21500 en: 

http://itcformacionyconsultoria.com/curso-iso-21500-de-gestion-de-proyectos-2/

 

 

 

Certificación en la ISO 21500 de Gestión de Proyectos

curso-iso-21500

Si una de las principales ventajas de certificarse como profesional PMP es aprender a comunicarse y a trabajar en un lenguaje y modo común internacional, la certificación ISO21500 de Gestión de Proyectos comparte esta misma ventaja para las organizaciones.

La ISO 21500 surgió de la necesidad de ayudar a las organizaciones a disponer de una herramienta que las ayudara a gestionar proyectos, basándose en las mejores prácticas globales, y de manera armonizada, al igual que lo hace el PMI con los individuos. Así, desde su aprobación internacional hace ya varios meses, múltiples empresas en todo el mundo ya se han certificado, o están en proceso de certificación en la ISO 21500, lo que confirma el escenario prometedor que se dibujaba desde que se decidiera gestionar la ISO 21500.

La necesidad de disponer de un estándar global, era una vieja necesidad reclamada por profesionales y organizaciones, y que llevaba gestándose más de 7 años en el seno de ISO, dado que la globalización de los mercados, la creciente oferta internacional de proyectos, y la “profesionalización” de la gestión de proyectos mediante estándares unificados de gestión que ya utilizan más de 30 millones de Project managers en el mundo, conduce a que las organizaciones cuenten con un esquema estandarizado de buenas prácticas de gestión por el que guiarse.

Una vez desarrollada y aprobada, la ISO 21500 está demostrando ser una potente y útil palanca de cambio organizativo. El proceso de certificación facilita que se produzcan los deseados cambios en la metodología de trabajo de las organizaciones de manera alineada, y aprovechen más rápido las ventajas que supone la Gestión de Proyectos. Las empresas que cuentan con profesionales certificados PMP tienen una gran ventaja para el proceso de implantación y cambio, dado que buena parte de la ISO 21500 está fundamentada en la metodología de gestión de proyectos del PMI; Y aquellas que aun no cuentan con profesionales PMP, pueden apoyarse en consultores externos, mientras forman y certifican a sus profesionales en PMP, y a la empresa en ISO 21500.

Cada organización que se adapta al marco ISO 21500 y PMI, está abriendo vías de comunicación y trabajo, en la misma frecuencia y lenguaje que sus colaboradores, socios y demás interesados, por lo que mejoran los procesos de gestión de proyectos, que además están basados en las mejores prácticas y casos.

¿Ya adoptado vuestra empresa la ISO 21500? ¿Cómo ha sido el proceso? ¿Qué ventajas habéis encontrado? ¿Cómo os ha resultado su asimilación como PMP’S? esperamos vuestros comentarios y casos.

Artículo relacionado:

Entrada en vigor de la ISO 21500 en Gestión de Proyectos

iso 21500 en gestión de proyectos La Gestión de Proyectos, con una rápida expansión global gracias al avance de la tecnología, está caminando hacia un enfoque estandarizado internacionalmente: la norma de gestión de proyectos ISO 21500 Así como ya están altamente implantadas normas ISO (Organización Internacional de Normalización de calidad de la organización (ISO 9000) y la gestión ambiental (ISO 14000), la entrada en escena de la nueva norma ISO 21500 de Gestión de Proyectos será un referente empresarial y profesional en cuanto a la orientación y los principios de la definición de buenas prácticas en gestión de proyectos. El proceso de ISO está contando con diferentes países, empresas y expertos a nivel mundial, además de con organismos tan importantes como el Project Management Institute en la elaboración de una norma que permitirá unificar el lenguaje y los procesos de la Gestión de Proyectos a nivel internacional.

A diferencia de las ciencias puras como las matemáticas, la gestión de proyectos es una “ciencia” aplicada basada principalmente en la experiencia y las prácticas que mejor resultado dan, por lo que su elaboración es compleja, pero también muy cercana a la práctica realidad.

La norma ISO 21500 será sin duda un gran avance en cuanto los procesos y actividades que se vinculan a cada fase de proyecto, compartiendo los principios comunes de los sistemas de gestión, y en orientación a las metodologías PMBok y DIP, así como las normas ISO9000, 9001, 9004, 14000, 14001, EMAS y NCB (Bases para la Competencia en DP). En el Instituto Tecnológico del Cantábrico estamos siguiendo muy de cerca las evoluciones tanto con ISO, como con AENOR y expertos que están participando en el desarrollo final, por lo que os iremos contando las novedades al respecto, y preparando el material didáctico para lo que será un nuevo objetivo: formar a los profesionales de la gestión de proyectos y otros usuarios en la norma ISO 21500.

A %d blogueros les gusta esto: