Internacionalización de empresas, Gestión de Proyectos PMI e ISO 21500

Internacionalización de proyectos, Project Management, PMI, PMP e ISO 21500

Con el mercado nacional hundido, sino en el mejor de los casos estancado, el logro de contratos en el ámbito internacional ha resultado la tabla de salvación de muchas organizaciones, que además ahora diseñan su futuro estratégico a medio y largo plazo en el exterior.

Competir por contratos y participar en proyectos internacionales exige mejorar y optimizar procesos, proyectos, recursos, conocimientos, tecnologías y capacidades, lo que supone un ambicioso y complejo proyecto de cambio para las organizaciones, pero necesario, y que siguiendo los pasos adecuados es posible abordarlo de manera ordenada y efectiva.

La Gestión de Proyectos, con más de 120 años de experiencia ha crecido y evolucionado en contextos de crisis global ayudando a las organizaciones a adaptarse a los constantes cambios de los mercados nacionales e internacionales, con especial atención a la exportación de bienes y servicios. Tejidos empresariales como el de EE.UU., Reino Unido, Alemania, Suecia, Japón,… han liderado la conquista de los mercados internacionales, haciéndose habitual que tanto multinacionales como pequeñas empresas hayan competido en los últimos 50 años por conseguir contratos en cualquier lugar del mundo en el que hubiera una oferta, un escenario que desde 2009 se ha transformado.

Con mayor o menor rapidez, muchas empresas españolas interpretaron la paralización de la demanda nacional como la última llamada para la internacionalización antes de tener que dejar de existir, y en esta reacción a tiempo, la Gestión de Proyectos PMI y la ISO 21500 de Gestión de Proyectos está siendo y va a ser fundamental para alcanzar competitividad internacional.

La figura del Project Manager Professional

La falta de tradición en España en Project Managment se está supliendo en numerosos casos de éxito con una altísima intensidad de formación e implantación en Gestión de Proyectos. La inversión de las empresas españolas en cualificar a sus profesionales en metodología y herramientas Project Management e implantarlas en la organización, está produciendo frutos competitivos notables en los que la figura emergente del Jefe de Proyectos o Project Manager PMP es clave.

Los Jefes de Proyectos como profesionales expertos en Project Management que dominan la metodología y su aplicación práctica, están liderando y gestionando el cambio de las organizaciones y sus profesionales hacia la mayor competitividad y alcance internacional que debe proveer la Gestión de Proyectos PMI.

“al principio la gestión de proyectos PMI me resultó un choque respecto a mi experiencia de gestión a la “latina”, pero según avanzaba en conocimiento y práctica, fui viendo las ventajas, y ahora mismo, hablar el mismo lenguaje y trabajar de la misma manera que nuestros socios y clientes, es la razón por la que estamos logrando contratos fuera de España, y por la que estamos alcanzando nuestros objetivos.”

J.L.A, Director de Operaciones, PMP, de empresa de fabricación de bienes de equipo de Asturias, España.

Analistas y empresas coinciden en que la recuperación y el crecimiento de las empresas españolas pasa por mejorar en su competitividad internacional y lograr colocar sus productos y servicios allá dónde esté la demanda. Y para ello es imprescindible llevar a cabo cambios ordenados y efectivos que posibiliten competir de igual a igual con organizaciones de otros países, cuestión en la que imagen, tradición y tópicos deben combatirse.

Demostrar la capacidad de gestión internacional

Los prejuicios y pensamientos pre-concebidos son inherentes a la condición humana, y las decisiones en las empresas las siguen tomando personas, por eso la imagen de liderazgo y éxito de las compañías de los países con mayor tradición de internacionalización y éxito como EE.UU., o Alemania, son un enorme handicap y barrera de entrada a los mercados frente a otras nacionalidades como la Española.

¿Cómo puede una empresa española con poca tradición exportadora, y ubicada en un tejido empresarial con menor tradición internacional, puede mejorar la percepción y por tanto confianza de los oferentes de contratos?

Utilizar las metodologías y herramientas con mayor implantación internacional, y demostrar (certificar) que se utilizan efectivamente y se dominan, es una de las maneras más efectivas para convencer de que nuestra capacidad para desarrollar con éxito el proyecto es la misma que la de otras organizaciones.

En este caso, la certificación PMP – PMI (Project Management Professional – Project Management Institute) y la recientemente publicada en 2013 ISO 21500 de Gestión de Proyectos, son el referente contractural, comercial y operacional, y por tanto la mejor respuesta ante las dudas que puedan tener los decisores sobre nuestras ofertas.

El equipo de consultoría en Gestión de Proyectos de ITC siempre está abierto para vuestras preguntas, y para ayudaros a conocer más a fondo la metodología y herramientas para vuestra profesión y vuestras organizaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: