El caso CRASH TOYOTA: un accidente de la pérdida de calidad

Pablo Castillo.  Toyota, el milagro japonés  tantas veces estudiado y citado por los sistemas de eficiencia de producción y costes (JIT-KAIZEN), depuración de errores (CALIDAD TOTAL), y el desarrollo formativo intenso y continuo del capital humano, pasó por uno de sus peores momentos en 2010 cuando la compañía tuvo que llamar a revisión millones de vehículos vendidos en Europa, Asía y América por una grave deficiencia en el sistema de frenado con miles de accidentes.

En el siguiente video se recoge un extracto de la comparecencia del Presidente de Toyota, Akio Toyoda, ante el congreso de los Estados Unidos en el que tuvo que declarar:

http://www.youtube.com/watch?v=8aM8N2qz-dY

Tras ver y comentar las diversas comparecencias y entrevistas a las que hizo frente Akio, hay una clara definición del problema que simplifico de la siguiente manera:

“Quiero ser el mayor fabricante de vehículos del mundo: Descuido (reduzco) la calidad para incrementar la cantidad”

Y  hay dos frases de Akio Toyada durante sus declaraciones que vertebran esta explicación :

“La regla básica del Sistema de Producción de Toyota es sólo producir los coches para los que hay demanda, y nosotros hemos roto esta norma”

“Nuestra compañía ha crecido muy rápido en los últimos años, y desatendimos la formación del personal que era la que aseguraba la calidad y seguridad por ende de los productos”.

Seguramente pronto, si no ya, se hable del caso “Crash Toyota” para alertar e instruir sobre los enormes riesgos que entraña no seguir (o desatender)un sistema de planificación, control y gestión de la producción de bienes y servicios, y no invertir lo suficiente para maximizar la utilidad de la formación como garante de la calidad, y como pienso expondría el propio Toyada, “La receta ya la tenemos, ahora volvamos a aplicarla y actuemos de inmediato”

Anuncios

2 Responses to El caso CRASH TOYOTA: un accidente de la pérdida de calidad

  1. Lo interesante del caso, como muy bien comentas, es que la receta no solo la tenía, sino que la creó Toyota. Es fácil relajarse y dejar de aplicar tu sistema de calidad o mejora continua. Los planes sirven para empezar pero dejan de ayudar, se vuelven inútiles tras el primer contacto con la realidad. Es una cierta cultura y una actitud concreta de las personas y equipos que participan en la producción, desde el CEO hasta cualquier empleado, lo que produce la calidad. Si te olvidas y solo marcas casillas como completadas en las checklists tu sistema deja de funcionar.

    Me gusta

  2. Más que acertado comentario Javier. Desde mi punto de vista, las tareas incrementales orientadas a hitos son un impulso de la calidad. En muchas ocasiones se instala la “mediocridad” en los equipos de desarrollo sobre todo, debido a la filosofía de la suficiencia; Por ello es tan importante disponer de un adecuado cuadro de mando con indicadores certeros para que el Jefe de Proyecto y el Product Owner animen al equipo a elevar los ratios de calidad y la mejora continua.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: