Nuevas habilidades profesionales con la formación continua en la empresa

Desde que se estableciera el Sistema de Formación Continua Bonificada, consistente en un fondo de crédito anual para que las empresas formen a sus trabajadores, la actividad formativa de los profesionales cada vez ha sido más intensa, y está arrojando mejores resultados.

Hoy en día ya es muy habitual que en organizaciones de cualquier tamaño, trabajen profesionales altamente especializados en equipo junto a técnicos polivalentes. Esto se debe a que los departamentos ya no son estancos, y por tanto se entremezclan las funciones de unos y otros. Vivimos la explosión  de la operatividad por proyectos, en la que los equipos de trabajo que abordan unos objetivos de trabajo, son interdisciplinares, para cubrir todas las necesidades y requisitos del proyecto abordado.

¿Cuál es el reto actual?

Comprobado el éxito en términos de productividad, agilidad y rentabilidad de la orientación por proyectos, este sistema es aun más eficiente y eficaz cuando el personal especializado puede adquirir de manera rápida y con calidad, nuevos conocimientos y destrezas especializadas, según las necesidades de los proyectos que aborde la empresa. Lo mismo ocurre con el personal polivalente, que requerirá también de aprender a desenvolverse en nuevas áreas. 

Un caso de éxito en planes de formación en pequeñas y medianas empresas está siendo el siguiente:

El equipo de administración (contabilidad, documentación, pedidos, etc.) es formado en Gestión de Proyectos (Herramienta de Software en entorno Microsoft o Software Libre) y en manejo avanzado de bases de datos para el tratamiento de información de la empresa.

El equipo de operaciones (ingeniería, diseño, I+D+i, etc.) realiza formación en cálculo y geestión de riesgo de operaciones en proyectos, y en manejo avanzado de bases de datos para el tratamiento de información de la empresa.

Parte del equipo de administración, y parte del de operaciones son designados a un nuevo proyecto. Con los conocimientos y experiencia previas, y las nuevas competencias adquiridas, crean una formación interdisciplinar, en la que se reparten tareas y operativas, permitiendo crear vasos comunicantes que mejoren:

– La comunicación entre los distintos profesionales, sea cual sea su rol y funciones en la empresa

– La capacidad de comprender el alcance global de un proyecto y por tanto mejorar su compromiso y competencia en éste.

– El conocimiento de las tareas y operativas asignadas a los distintos miembros y grupos de trabajo, por tiempo, fase, alcance, riesgo y objetivos.

– La creación de sinergias permitiendo el trasvase rápido de conocimientos entre unos profesionales y otros, y la suma de experiencias y destrezas para crear nuevos niveles de desarrollo.

Sin lugar a dudas, la formación continua en las empresas, mediante la posibilidad que brinda de facilitar el acceso al conocimiento de los profesionales, está suponiendo un avance de productividad y competitivad sin precedentes, y lo seguirá siendo aun más, en tanto se intensifique la participación de las empresas en este sistema. Durante esta III Semana de la Formación para el Empleo está siendo uno de los temas estrella a tratar, y seguramente seguiremos hablando sobre ello por su capital importancia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: